Friday, May 14, 2010

SUECIA- POLO NORTE, por Victor


Nuestro recorrido seguia ahora por Suecia, donde estaremos todo el mes de mayo. Para ello, nos fuimos en auto hasta Ginebra, a 140 km., dormimos una noche alli, y al otro dia bien temprano tomamos el avion que dos horas
despues nos dejo en Arlanda, el aeropuerto internacional de Estocolmo, la capital sueca.

Y sigue bajando la temperatura. Cada vez estamos mas al norte, y falta aun para el verano, asi que la cosa aca es de campera. Debiamos pasar todo el dia en Estocolmo, esperando la noche para tomar el tren hacia el norte ( mas al norte!) asi que nos esperaba nuestro amigo Sven, tanguero y mayor retirado del ejercito sueco, qui
en nos llevo a desayunar a la casa de su hijo, en un pueblito cercano a la costa,
y nos llevo luego a pasear por varias de las islas que componen el archipielago que esta frente a Estocolmo, en aguas del mar baltico.
Escuchamos un tableteo ritmico, muy fuerte, que venia del bosque: era un pajaro carpintero, que hizo un agujero tan importante en un pino cerca de la casa, que ahora hay que cortar el pino pues amenaza caerse sobre el techo. Nunca habia visto de cerca el laburo de estos pajaritos. Increible.

Llego la noche, y nos despedimos de Sven para tomar el tren hacia Jörn, a mas de 1000 km. hacia el norte. Unos sandwichitos ( tunnbrödsrolle), una cerveza, y a dormir en el tren. Cuando abrimos los ojos, estabamos cruzando infinitos bosques nevados, rios de hielo, y una imagen de invieno polar que constrastaba brutalmente con las apacibles soleadas mananas de Francia y Suiza, con apenas dias de diferencia.






Bajamos del tren en Jörn, donde esperaba nuestra alumna amiga Elisabeth, con su muy sueco Volvo, para llevarnos a nuestro alojamiento en el pequeno pueblo de Örviken, periferico de la ciudad de Skellefteå. Alli nos instalamos como reyes, pues la casa en realidad es un conjunto de tres casas, al lado del mar, y una de ellas es para nosotros, sauna incluida. Despues de las clases privadas que damos aqui, al sauna y un par de vodkas, y Aisha sale a correr en bolas por la nieve, muy normalito todo.(?)

Aprendimos a hacer el famoso pan sueco flexible, tunnbröd, o algo asi, una delicia que se hornea durante...40 segundos!!


Es asi nomas, ver para creer. El problema es que despues le mandas manteca, jamon, queso, salmon, se enrolla como un panqueque, y con una cervecita, no podes parar de comerlo ( y de engordar, obvio)

El mar no parece mar, pues es una hermosa bahia - estuario donde desemboca uno de los enormes rios de aqui, y a su vera se levanta una papelera gigantesca, tipo Botnia, que a nadie jode, pues la gente pesca, se bana, toma agua y nadie se queja de nada.Me acuerdo del quilombo de Gualeguaychu, y cada vez lo entiendo menos.


Seguimos nuestro periplo casi polar por Piteå, una ciudad mas al norte, donde nos alojamos a la vera de otro rio, en casa de nuestro alumno amigo Jon
, quien nos llevo en auto desde Örviken, a 80 km. de distancia.

Seguimos con clases cada dia, por suerte, y empieza a estabilizarse la economia de la gira.

A la orilla del mismo rio donde hace una ano nos banabamos de madrugada, hoy vemos el desfile incesante de icebergs que arrastra la corriente. El agua esta helada, obviamente.

Luego de la breve etapa de Piteå, el tren sueco nos sigue llevando hacia el norte. Mas o menos 500 km. en direccion al polo, llegamos a la ciudad mas nortena de Suecia, y una de las mas nortenas del mundo: Kiruna. Atravesamos con el tren el circulo polar artico, y 150 km. mas al norte llegamos a nuestra proxima etapa de laburo.

Nos recibieron Anders y Monika, un matrimonio de suecos tangueros nativos de estas latitudes, en su preciosa y bien calefaccionada casa (muy importante) De entrada nomas fuimos al Systembolaget, que es la tienda de alcoholes de Suecia, donde hay una oferta de todos los vinos, cervezas, whiskies, etc. que te puedas imaginar, incluyendo argentinos. Ahi Anders hizo un acopio importante de vinos, para los dias que se venian, y volvimos a la casa donde se puso a preparar la cena: una delicia de churrascos de reno, con pure y cebollita, para matarse.

Por la ventana de la casa se ve la inmensidad de los bosques nevados, rodeado de las montanas que nos separan de Noruega, y que contienen la min
a de mineral de hierro mas grande del mundo, propiedad del gobierno sueco y que factura miles de millones de euros por ano, casi todo para exportacion. Los tuneles y pasajes subterraneos de la mina equivalen a 400 km. de recorrido, y llega en partes a 1600 metros de profundidad. Todo ese monstruo industrial y administrativo esta regenteado por el estado, y por supuesto ganan muchisimo dinero. O sea, las empresas publicas son superavitarias ( pienso en YPF, Aerolineas, Somisa, Sierra Grande, y me parece que algo no anda bien)

De mas esta decir que el clima en estas latitudes, no es
de lo mas benigno. Estamos a la altura de Alaska o Siberia, mucho mas al norte que Moscu, por ejemplo. Y visto desde aqui, el mundo queda al sur, pues hacia arriba esta solo el Polo Norte, y su desierto de hielo. No se puede seguir mas al norte, pues no hay nada, y estamos en mayo, que mas o menos se banca si estas bien abrigado. En enero directamente es la muerte, todo noche, las 24 horas, y rodeados de hielo, lobos y osos. Ta' lindo para una excursion!!

Al dia siguiente de llegar empezamos las clases, pues aqui, en el fin del mundo, a muchos miles de kilometros de Buenos Aires, hay tango!! Si senor, que mundo generoso. Aca tambien podemos currar..., perdon trabajar con nuestro tango argentino.

Y todo el fin de semana, hubo clases a morir. Aparte el sa
bado a la noche, milonga con nuestro show, al que vinieron gentes de muchos pueblos de alrededor, de hasta 300 km.
Luego de la maraton de clases, el domingo a la noche, gran cena en nuestra casa de Lombolo, suburbio de Kiruna, y le dimos duro y parejo a los
muy buenos vinos que se consiguen en el Systembolaget.


Otra tradicion de estas latitudes es el sauna, presente en casi todas las casas. Y es una actividad basicamente social: ademas de su efecto relajante y saludable, es un punto de reunion familiar y de amigos.
Siendo como es, una sociedad tradicional y conservadora, la reunion para el sauna suele ser en pelotas, todos juntos, y mas de una vez se sale a retozar en la nieve inmediatamente despues. El brutal contraste de temperaturas es un shock termico que te energiza y prepara para unas vodkitas luego.

El lunes, ya libres, tuvimos una oportunidad magnifica: visitar el Ice Hotel ( Hotel de hielo) curiosisimo lugar, a 20 km. de Kiruna, que merece una descripcion aparte.


El Hotel de hielo es una curiosa iniciativa comercial de una empresa sueca, propietaria de un hotel tradicional en un bello paraje casi polar, a la vera del rio, que se congela 5 meses por ano.Este hotel, construye cada invierno, un grupo de 60 habitaciones, bar, recepcion, iglesia y salon de estar absolutamente de hielo. Todo es hielo: piso, paredes, techo, camas, muebles, sillas, vasos, etc, etc. Todo es magico y extrano, lleno de reflejos bellisimos, pues esta iluminado por todos lados por estudiadas combinaciones de fibra optica. Cada habitacion tiene ademas una decoracion de escultura de hielo, con un tema distinto cada una, hecho por artistas de renombre internacional que cada ano aportan su arte a este raro fenomeno.





Naturalmente que hace un frio de la hostia, calefaccion no hay obviamente. Entonces el hotel te provee de ropa y zapatos especiales, disenados para moverte por el hotel. En invierno, la temperatura exterior anda por los 20-30 grados bajo cero, y la interior 5 bajo cero. Para dormir, la camas de hielo estan cubiertas por un grueso manto de pieles de reno, mas una colchoneta, y dormis metido dentro de una bolsa de dormir especial, recontratermica, que solo te deja libre el espacio necesario para respirar.
Todo muy original, muy especial, muy loco.

Ahora bien, tengo mi opinion personalisima acerca de esto: Me parece una estupidez del consumismo mas snob que se pueda imaginar. Una estupidez muy bien hecha, eso si. Pero nada mas que una muestra de la vanidad de disenadores, propietarios, y sobre todo turistas, que exhiben orgullosos sus fotos a la vuelta de vacaciones, y pueden decir: yo he dormido en el hotel de hielo.
No dicen, claro que no, que se cagaron de frio, que durmieron envueltos como matambres, respirando el gelido aire polar, que a las tres de ma matina, para mear, se tuvieron que levantar, vestir integramente, poner los zapatos de astronauta para no romperte la crisma patinando en el hielo, caminar 100 metros, salir a la intemperie ( con 30 grados bajo cero y nevando) volver a entrar a otro edificio para ir al bano, y desandar todo el proceso para meterte de nuevo en la heladera-cama. Tampoco dicen que a la manana siguiente, mal dormidos, tuvieron que poner entre 300 y 500 euros por la experiencia, y que el 90 % de los pasajeros ni mamados pasan alli mas de dos noches.

De todas maneras, reconozco que es algo muy especial. Pero el hielo no es un material para hacer un hotel, no jodamos. A eso llamo yo "mear contra el viento", obstinarse en hacer algo con todo en contra.
En mis anos de arquitecto, he respondido a la vanidad ( y el dinero) de clientes caprichosos que piden por ejemplo, una escalera de cristal. Material inadecuado si los hay: peligroso, caro, de dificil ejecucion, mucho mantenimiento, resbaloso, etc,etc. Pero por supuesto, si alguien lo paga, yo lo hago. Salvando las distancias, si alguien quiere un hotel de hielo, pues ahi lo tiene.

Adyacente al hotel, hay un enorme deposito refrigerado, donde se guardan pilas de bloques regulares, de 2500 kg. de peso cada uno, de hielo supercristalino sacado del rio. Se gastan fortunas en electricidad para mantenerlos asi todo el ano. Son los ladrillos del proximo hotel, pues en verano todo se derrite, y en noviembre se empieza a construir de nuevo. Locos!!!
Sobre el rio congelado, un metro de espesor de hielo. Al fondo, los bloques de hielo que luego se rectificaran para hacer los "ladrillos" con que construir el Ice Hotel. Locos!!!

Al dia siguiente, luego del gran desayuno sueco de cada dia, vinieron a buscarnos una pareja de alumnos para llevarnos a pasear, 200 km. mas al norte aun, hasta el fiordo de Narvik, en Noruega. Partimos en su suequisimo Volvo, y enseguida la ruta polar se hizo mas polar aun. Nieves infinitas, lagos enormes cubiertos por una capa de hielo de un metro de espesor, renos salvajes, alces, lobos y osos. Llegamos a la frontera sueca-noruega, en medio de la nada mas absoluta, y seguimos hasta llegar a la famosa costa noruega, la de los fiordos, de una belleza fria y solemne dificil de describir.

En el camino paramos al lado de un lago de hielo, donde estaba estacionada una casa rodante de este matrimonio, y ahi le dimos al almuerzo con mucho gusto, en medio de esos frios inmensos.

Hasta Narvik, llega tambien el tren de carga que viene de Kiruna, varias veces por dia, de 52 vagones repletos de mineral de hierro, que son exportados a todo el mundo desde el puerto de Narvik. Milagrosamente, esa costa es banada por restos de la corriente calida del golfo, por lo que a pesar del frio atroz, las aguas no se congelan en el mar y los barcos operan todo el ano. Estos fiordos, de la complicadisima costa de Noruega, han sido desde siempre refugio para los barcos, desde los antiguos vikingos, hasta los submarinos alemanes en la segunda guerra mundial. Hoy, son una gran atraccion turistica, mucho deporte de invierno, pesca, caza, etc.

Volvimos a casa por la noche, repalmados pero contentos de semejante privilegio.

Y paso Kiruna nomas, otra vez los trenes de Suecia nos llevaban, ahora hacia el sur, a nuestro proximo destino laboral: Gotemburgo, la segunda ciudad de Suecia.

1 comment:

Carolina said...

WOwowow que viajecito!!
jajajaja
Me hace acordar al hotel Viento Norte... si he vivido cosas alli! Alguno lo conoce?
jaja gracias por compartir esto, me trajo muy buenos recuerdos :)